Saltar al contenido
Velas Originales

¿QUIERES APRENDER HACER TUS PROPIAS VELAS?

velas de gel

Una vez artesanal es perfecta para decorar tu hogar o para regalos, la venta de este tipo de productos se dispara sobre todo en el día de la Madre o Navidad, así que ya sabes, ¡a trabajar!

En este artículo te enseñaremos los mejores trucos para hacer tu propia vela personal con cera y sin cera.

MATERIALES

– Bolsa de cera parafina. (Parafina / Soja/ Miel de Abeja)

– Mecha (con o sin adhesivo)

– 1 sartén y 1 olla que quepa dentro de la sartén

– Aceites de esencias.

– Decoración en pequeños objetos como conchas de mar o purpurina (opcional)

 

PASOS A SEGUIR

Lo primero que debes hacer es organizar tu espacio de trabajo. Pon un mantel o cubre para proteger tu mesa contra cualquier derretido o goteo por la cera derretida. Si tu mesa quedara manchada por la cera sería mejor que la secaras con papel de cocina seco, ya que si esperas que se seque tienes el riesgo de dejar una marca en la mesa (dependiendo de qué material  esté hecha).

En caso de tener que limpiarla no uses un paño húmedo ya que quedarán restos de masilla que serán difíciles de remover.

Aclarado este punto ahora escoge las tarrinas de cristal o plástico duro.

Segundo. Mete una buena porción de cera en baño María, es decir, llena de agua una sartén y una vez que hierva pon dentro una olla sin agua y llénala a la mitad con el polvo de cera a 170 °C y déjalo hervir unos 10 a 15 minutos.

Tercero. Introduce una mecha dentro del contenedor derretido. Puedes comprar mechas que incluyan pequeños celofanes para que se adhieran a la base del recipiente, pero si no es así siempre puedes crear un adhesivo artificialmente con tal solo poniendo un poco de cera seca entre la mecha y la base. Es importante que este paso se haga mientras la cera esté en caliente y se haya vertido sobre el recipiente.

Cuarto paso. Agrega Aceites de esencia y bátelo. Una vez que hayas vertida la cera derretida, echa uno o varios aceites de esencia que más se adecuen a tu estilo o decoración de la vivienda.

Por ejemplo, una vela de lavanda tiende estar más asociada a la decoración con gamas de color morado y blanco, mientras que una de olor a limón iría más ligado al amarillo y blanco. Una vez sacada de la olla la cera tardará poco en secarse, por lo que te recomendamos esparcir el aceite por todos los rincones del frasco y sus lados, en especial alrededor de la mecha que será por donde más libere la fragancia.

Ahora tendrás que dejarlo enfriar, pero mientras tanto completa el resto de los pasos.

Séptimo y último paso, asegúrate que la mecha está correctamente en posición vertical y decora la parte superior.

Mientras se enfría deja una sujeción o cógela con los dedos hasta que se quede enderezada. Cuando la cera llegue a este estado podrás añadir una algo de decoración, aunque este es puramente opcional.

Si la mecha te quedó demasiado larga siempre puedes cortarla hasta dos llemas de dedo, ideal para que el calor se esparza por todos los rincones del tarro al mismo tiempo de crear una llama grande.

Si queda en la parte superior alguna viruta o goteo puedes removerla o aplanarla con una cuchara, pero procura no dejar huella o marca o sino restará si calidad.

Y eso es todo, recuerda que la práctica hace al maestro. Si tienes dudas sobre qué tipo de cera emplear (pafina, soja o miel de abeja) y / o saber hacer velas de gel, aquí tienes un link que te guiará.

Velas de Gel

O puedes seguir estos pasos pero utilizando aceite de esencia de citonella para crear las velas antimosquito citonella.

Aquí tienes la descripción.

Velas Citronella